35 Elementos

Ordenar por

Te presentamos a Alhama de Granada. En el vídeo se destaca el papel fundamental del agua termal, las tradiciones y costumbres. También aparecen reflejadas festividades como el carnaval de Alhama de Granada, la popular Candelaria que se celebra el dos de Febrero, romances com el célebre “¡Ay de mi Alhama!” y los fandangos. Esta introducción termina haciendo alusión a sucesos trascendentales acaecidos en la historia de Alhama como el caso del devastador terremoto. La Ciudad Colgada de sus espectaculares Tajos, surge en época prehistórica gracias al atractivo de sus aguas termales y a su estratégica posición en el cruce de las principales rutas que atravesaban Andalucía. La monumentalidad de su barrio Árabe y de las edificaciones nobiliarias y religiosas levantadas en época cristiana, unido a su privilegiado entorno serrano, hacen de ésta una ciudad de especial atractivo turístico.

Situada al pie del cerro minero de Montevives, entre los arroyos Santapudia y Salado, cuyas aguas alimentan sus históricas salinas, La Malahá es la localidad de Granada con el nombre de ortografía más cambiante en su dilatada historia. Escrito indistintamente como Malá, La Malá, La Malaha o La Malahá, según el mapa que se mire o la carretera por la que se entre al municipio. El río Cacín, cuyo cauce se encaja a lo largo de impresionantes desfiladeros rocosos, señala la proximidad de la población. En sus calles se respira la sosegada atmósfera de una villa campesina, en cuyas inmediaciones se suceden pozas y laberintos de las viejas salinas, unas de las más notables del interior de Andalucía. Al norte, muy cerca, queda el atractivo paraje de los Baños, la fuente de aguas curativas –clorurosódicas arsenicales–, que se remansa en un estanque circular de piedra, vestigio de romanos y musulmanes, con un amplio paisaje ante sí que se dilata hacia la Vega granadina. En medio de un terreno de suaves ondulaciones, con campos de cereal, olivares y regadíos, La Malahá extiende su sencillo casco urbano a base de manzanas ordenadas que confluyen en su sector más antiguo y compacto, donde se alza la Iglesia Parroquial de la Purísima […]

Inclinada sobre la ladera de la Sierra del Manar, que es la estribación más occidental de Sierra Nevada, la villa de Padul es la primera localidad geográficamente perteneciente al Valle de Lecrín cuando se accede a él desde Granada. Su privilegiada posición en la cabeza de la comarca y su proximidad a la capital han condicionado tanto su devenir histórico como su desarrollo urbano y su próspera economía. El paraje conocido como La Laguna es un lugar que no se puede pasar por alto. Éste es un importante humedal que cuenta con una peculiar turbera en la que han aparecido restos de animales prehistóricos, entre ellos parte de un espectacular esqueleto de mamut. La Laguna es también un magnífico lugar para la observación de aves migratorias y está especialmente adaptado con miradores y visitas guiadas por naturalistas. Asimismo, para los amantes de la naturaleza, el monte del Manar es un rincón privilegiado para practicar senderismo, parapente o excursiones en bicicleta o a caballo. El Valle de Lecrín goza de microclima propio, con vientos atemperados y benéficos que dan lugar a paisajes de serena belleza donde prosperan los cultivos mediterráneos, como naranjos y limoneros. Además de por importantes edificios, el patrimonio de Padul está compuesto por […]

Castril de la Peña está ubicado en la falda de un rocoso peñón, al norte de la provincia de Granada, lindando con la provincia de Jaén y con el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. La Sierra de Castril, declarada parque natural, se caracteriza por su espectacular relieve y la abundancia de corrientes de agua, grutas y galerías. En la Sierra Seca se encuentra la Cueva del Muerto, en la que se pueden apreciar numerosas estalactitas y estalagmitas, y la Cueva de don Fernando, la más profunda de la provincia. El río Castril recorre de norte a sur estas sierras, entre cañones, cascadas y simas. El núcleo urbano de este municipio está caracterizado por sus pronunciadas calles y por la uniformidad de sus viviendas de baja altura, de fachadas cerradas y blancas, adaptadas al terreno. Entre sus lugares de interés destacan los restos de murallas y torres árabes, la Peña del Sagrado Corazón y el mirador de El Cantón, desde el que se contemplan extraordinarias vistas. Castril destacó durante muchos años por su artesanía del vidrio, que aún conserva. El municipio tiene una fiesta para cada estación del año, aunque la feria grande en honor a la Virgen de los Dolores, declarada de Interés Turístico Nacional, comienza […]

Con un clima privilegiado durante todo el año, en el que sus inviernos son templados y sus veranos cálidos, el municipio que alberga esta capital, ha crecido abierto al mar, con un sol brillante que ha bañado con su luz los campos del interior, todo su litoral y los vestigios que de las culturas más remotas, hicieron de Almería, un lugar donde perderse.  

Pueblo perteneciente a la comarca del Alto Andarax, situada al oeste de la provincia, en una zona eminentemente agrí­cola, cuya mayor riqueza está en el cultivo de viñedos y olivo. Su fisonomí­a urbana aún conserva una armoní­a y rasgos tradicionales, lo que le proporciona un aire de tranquilidad y sosiego, realzado por la Iglesia de estilo mudéjar.

Almócita, fundada por los descendientes de Tubal, pervive la historia árabe tanto en sus calles como en su arquitectura urbana, conservando aún la Judería en el Barrio Bajo, con sus habitáculos en ruinas de gran valor. Este lugar, que se muestra tan callado y humilde en su existencia, encierra en su casco urbano la arquitectura morisca mejor conservada de la provincia. Almócita se encuentra situada en una hondonada entre las faldas de Sierra Nevada y la de Gádor, a 837 metros de altitud y dominada por el morrón de La Lagunilla y por el Puntal de los Pájaros. Su superficie es de 31´2 Km, distando 54 km de la capital. Fue fundada por los descendientes de Tubal, pasado árabe del que dan testimonios tanto sus calles estrechas y serpenteantes. Esta localidad se encuentra dividida en tres parajes: el Barrio Bajo o de la Judería, las Espeñuelas y el Secanillo de la virgen. Encierra en su casco urbano la arquitectura morisca mejor conservada de la provincia. El agua que riega sus tierras procede de la Fuente del nacimiento que comparte con Beires y Padules. En 1570 llega a la localidad D. Juan de Austria para la negociación de la reducción de los moriscos sublevados de la Alpujarra, cuya paz se celebró en una […]

Municipio situado entre Sierra Nevada y la Sierra de Gádor, en la porción oriental de la Alpujarra, en el curso alto del rí­o Andarax, y constituido por tres núcleos de población: Fondón, Benecid y Fuente Victoria, enclavados en terrenos de vega y sierra. Posee un interesante patrimonio histórico-artí­stico, destacando la Iglesia mudéjar de Fondón, además de otros edificios suntuosos y casas señoriales.

Municipio situado al pie de Sierra Nevada y frente a la de Gádor. Parte de su término está incluido en el Parque Natural de Sierra Nevada, uno de los paraí­sos naturales de la comunidad, por su riqueza paisají­stica, botánica, fauní­stica y antropológica. Otra parte de sus tierras están dedicadas a la agricultura de huertas, y es la única zona donde se produce uva para vino, de toda la provincia. Pero lo más caracterí­stico de este municipio es la abundancia de agua, pues entre, otras muchas fuentes, aquí­ nace el rí­o Andarax. El pueblo, capital de la Alpujarra Almeriense, tiene a orgullo el pertenecer a esta comarca, y conserva la esencia arquitectónica, gastronómica y de costumbres que la han dado a conocer, convirtiéndose en un lugar ideal para practicar el llamado turismo rural y para visitar su magní­fica Iglesia de la Encarnación, llamada La Catedral de la Alpujarra, obra mudéjar con terminación barroca de extraordinarias dimensiones y muy bien conservada.